Topografía Corneal- Medición Corneal

La córnea es la responsable de las dos terceras partes del poder dióptrico del globo ocular. Casi el 90% del poder dióptrico corneal se origina en la refracción de la superficie anterior de la córnea por lo tanto, su poder refractivo corresponde en gran parte a la forma de la superficie corneal, representada por la topografía.

Definición:

La Topografía Corneal permite evaluar fundamentalmente la forma y la curvatura corneal, buscando la regularidad o irregularidad de su superficie anterior o posterior. Básicamente esta técnica consiste en la obtención de una representación grafica de la superficie corneal (mapeo de las diferencias de curvatura) que nos permite conocer las medidas a lo largo de aproximadamente 11.5 mm del diámetro corneal, además de darnos una imagen cualitativa que se utiliza para valorar las irregularidades de la superficie corneal.

Examen que muestra, con un patrón de colores, la forma que posee la córnea (es decir, sus relieves). Se proyecta un patrón de líneas concéntricas sobre la cara anterior de la córnea, la cual actúa como un espejo . La imagen proyectada es capturada y procesada por el computador. El procesamiento posterior consiste en convertir cada línea, y cada punto que la compone, en valores de potencia dióptrica, según la distancia entre los puntos que componen cada línea y el centro virtual de la córnea; para posteriormente traducir a colores dichos valores de potencia. La interpretación del patrón de colores es realizado por su Médico, y es usado para descartar posibles irregularidades patológicas de la córnea, que impidan a la córnea ser sometida a cirugía, entre otras funciones.

Utilización:

La topografía nos permite diagnosticar lo siguiente:

  • El astigmatismo corneal
  • La regularidad del astigmatismo
  • El queratócono franco o incipiente
  • El astigmatismo condicionado por heridas cornéales
  • Los cambios topográficos provocados por la cirugía refractiva

El topógrafo y su funcionamiento

El topógrafo corneal está basado en la proyección de anillos concéntricos llamados anillos de plácido, esta serie de anillos son iluminados en la superficie corneal. La cantidad de anillos concéntricos de este instrumento oscila entre (25 y 30) en 256 puntos sobre la superficie corneal, se realiza un barrido o escaneo óptico por medio de un corte de luz de halógeno en hendidura. Los cortes de luz son proyectados con una angulación de 45° realizando 20 cortes por ojo, con 240 puntos por hendidura calculando la curvatura corneal en milímetros o dioptrías (medida utilizada para sistemas ópticos).

Posteriormente los resultados son analizados de manera computarizada, obteniendo finalmente la imagen real de la superficie corneal.

Los datos de este examen computarizado son representados en forma gráfica y además utiliza una escala de colores para marcar las zonas con mayor aplanamiento o mayor grado de curvatura, en donde los colores cálidos (naranjas y rojos) corresponden a la zona con mayor curvatura y los colores fríos (verdes y azules) que corresponden a las zonas planas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.